Comentarios

Comentari nº1
En el año 1938, yo tenía escasamente 1 año, mi madre con 19 años dejó de tener leche propia debido a los bombardeos a los que era sometida la ciudad y a las situaciones de persecución a mi padre, que siempre se mantuvo al margen de la política, pero tenía la desgracia de ser hijo de un falangista. En mi partida de nacimiento aún hay escrito con pluma "pren llet amb pols" Mi padre tenía el nombre y el apellido iguales al que buscaban, por falangista y por tener una pequeña empresa de aparatos de laboratorio.

Inés González Mampel